domingo, 19 de junio de 2011

El primer día del resto de mi vida.


Estoy diseñando la máquina. Cada día me queda menos para tener listo el prototipo. No es difícil dados mis conocimientos y las técnicas que se emplean. En pocas semanas tendré listo un equipo de menos de diez kilos de peso capaz de potabilizar agua en cualquier parte del mundo hasta 20.000 litros/hora sin necesidad de productos químicos y con muy poco aporte de energía (lo que una TV LED, por ejemplo).

Para caudales mayores, he diseñado un sistema más complejo, pesado y de unos 25 kg. (como un saco de yeso, desmontable para que lo puedan llevar entre dos personas) De veras, ha llegado ese día en el que todo lo que he estado haciendo durante mi vida cobra sentido. A veces uno no sabe por qué elige ciertos caminos. Hasta que llega un día en el que todos los conocimientos, todas las elecciones que has tenido que hacer en tu vida, todo lo que nunca supiste por qué lo hacías pero sabías que lo hacías por algo, hoy se te hace imprescindible haberlo hecho.

Y es que la teoría de los puntos de Steve Jobs tiene mucho sentido. Como por ejemplo, hasta dónde el éxito moderado prematuro hubiera saciado el hambre de conocimiento y de encontrar "eso" que te cambiará la vida.

No sé dónde me llevará todo esto, sólo sé que todas las tristeza, las incomprensiones, los "deberías ponerte a trabajar en un trabajo serio y remunerado, una vida de ahorro", todos esos "eres inteligente, tienes talento, lo estás desperdiciando...", todos los amigos que me han dado la espalda por ser un pobre de mierda que no busca trabajo y tiene en la cabeza todas esas tonterías del agua, todas las lágrimas de impotencia, todas las tarde solo delante del ordenador, las historias que no llevan a ninguna parte, los proyectos huecos para sobrevivir, la luz siempre al final del túnel que nunca acababa.

Puede pasar cualquier cosa pero, os aseguro que acabo de llegar a ese punto de no retorno en el que es mucho más difícil no triunfar que hacerlo y lo voy a hacer salvando vidas. Y lo voy a hacer de una forma de la que me voy a sentir orgulloso de haber sido fiel siempre a lo que yo creía, a defender mi dignidad, mis ideales, mi visión del mundo.

Ahora todo cobra sentido. Todo el camino que me queda por recorrer.

Espero no caer en la autocomplacencia, seguir hambriento, seguir alocado.



Y bueno, ya sabes, nunca nos hubiéramos conocido si no llega a ser porque compartimos estas letras. Las cosas ocurren porque deben ocurrir.

14 comentarios:

Lluna dijo...

Ojalá haya muchos primeros días!!!

Un beso

flower dijo...

Me haces sentir orgullosa de ti, y esta es una buena sensación.

Yo también me alegro de haberte conocido.

Un beso,

Heidi dijo...

Ánimo!
Yo creo en tí.
Cuidate.
Ciao.
;-P

Alex B dijo...

Mi más calurosa enhorabuena.

Seguro que lo consigues.

Encantada de la casualidad de haber pasado un dia por aquí.
Besos

Espera a la primavera, B... dijo...

Que totes les llunes d´aquests primers dies siguin com tu.

Espera a la primavera, B... dijo...

Los días son mejores si hay flores, flores.

Maeve dijo...

No me gusta la palabra éxito. Suena a eso que nos venden por la tele.
Me gusta más en inglés, sucess, porque suena a suceso. Y eso es lo que ocurre cuando se llega a "algo" Sucede.

Lo bueno es que suceda. Lo malo es que cambia tu punto de vista para siempre.

O igual no. Igual no es tan malo.

Espera a la primavera, B... dijo...

Heidi, a veces no me creo ni toda la suerte ni toda la mala suerte. Pero siempre he creído en esto. Supongo que eso tiene mucho que ver con el destino. El destino... qué cosas tiene el destino...

Espera a la primavera, B... dijo...

Alex, soy yo quien está encantado de que te quedaras a seguir leyendo...

Espera a la primavera, B... dijo...

A mí tampoco me gusta la palabra éxito. ¿Qué palabra en castellano nos serviría para decir que algo sale bien?

Sea como sea, va a salir bien.

Alba dijo...

Me encanta ese discurso. Me lo enseñó un amigo hace un tiempo, cuando pensaba que todo me iba mal y que me estaba equivocando en todo. Y si, todo ocurre porque debe ocurrir, o eso he querido creer desde siempre. De todo se aprende, de lo bueno, de lo malo, nunca se pierde el tiempo, porque siempre nos lleva a ese punto. Y ahora mismo estamos cogiendo un camino que dentro de un tiempo no nos imaginábamos que nos llevaría tan lejos.

Muchísima suerte con tu proyecto.

Doamna care plânge dijo...

Me encanta ese video !!! el tipo es un capo !!

Espera a la primavera, B... dijo...

Al final todo ocurre por algo, Alba. Gracias por desearme suerte.

Espera a la primavera, B... dijo...

Sí, es un vídeo que inspira Doamna. Lindo tu blog.