lunes, 18 de mayo de 2009

tiempo


Sé que el tiempo no es arena, que no vive encerrado en un reloj de paredes de vidrio, sé que no es un continuo gotear de instantes ni una rueca que gira tejiendo el aire de promesas, y lo sé porque me he dado cuenta de que el tiempo es una distancia; un mar. Sé que tarde o temprano (o más cerca o más lejos) mi cabeza querrá perderse dentro de la niebla, no sé dónde estoy. Naufrago en esta noche. Me hundo despacio, aliviado de ahogarme así, de una vez por todas.

2 comentarios:

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Muy bien reflejado ese estado de ánimo, pero cuidadín... no vayas a caer en lo que Tolle llama "el cuerpo-dolor":

"Me hundo despacio, aliviado de ahogarme así, de una vez por todas".

* SINE DIE * dijo...

Estoy con Concha..

Quiero que leas un libro, toni...(cuando nos veamos te lo traeré ;)..

Sitos