miércoles, 6 de julio de 2011

Martes por la noche, muy negra noche.


Acabo de llegar a casa... cada día está más cerca el sueño del agua, cuanto más lejos estoy financieramente hablando, más cerca parecen los objetivos y destinos.

Es extraño el azar, a veces la ruleta se detiene en rojo impar unas cuantas veces seguidas... es irritante el azar... siempre llega el negro a darte de bruces con la realidad.

Sé que mi destino es la soledad, como lo es la sombra para la luz, lo sé, lo he sabido desde siempre, desde la primera vez que tuve conciencia de mí mismo y los demás, desde que soy capaz de evocar el olor a hierro de los columpios del parque que ya no existe.

Aunque no te lo creas te echo de menos, a veces entro de puntillas y te veo dormir en silencio, te leo...

1 comentario:

Nanete dijo...

"Te leo...". Me ha gustado mucho.