sábado, 6 de noviembre de 2010

Hace días


Tus palabras son como el hielo dentro de mi cabeza, van congelándome poco a poco el cerebro, quizá tenga algo que ver el que mi corazón haya dejado de latir hace unos minutos. No quiero que tú seas lo último en que piense, no cuando he visto y he sentido tanta belleza, no cuando conocí gente que me quiso y a quien quise, no cuando todas las palabras fueron mi vida toda, no voy a dejar que mi epitafio sea tu desdén y tu risa.

Si la muerte es esto, deberíamos morir más veces a lo largo de la vida. Es como dormirse muy profundamente, es como bajar las persianas y echarse a dormir y recordar lo bueno que nos ha pasado durante el día, en si hemos cerrado el gas o la luz de la cocina, pero como desde hace tantos y tantos meses siempre acabo pensando en ti antes de dormirme y como desde hace el mismo tiempo estás ahí cuando despierto, esperándome para decirme la clase de hombre que soy, la clase de hombre que no quieres en tu vida. Me quedo con la muerte si tú desapareces para siempre, aunque la muerte sea este frío intenso, este no haber pagado las facturas de la luz y no poder encender la estufa eléctrica.

Lo que peor llevo es no poder odiarte, es decirte que te odio porque no puedo dejar de quererte. Lo que peor llevo es esta sensación de que me querías y de que lo jodí todo. Es vivir con la conciencia sucia a pesar de que tú empezaste con otro enseguida y yo sigo no pudiendo mirar a nadie más.

Quizá la muerte sería lo mejor si tus palabras no estuvieran aquí conmigo, si detrás de esa losa de hielo no hubiese después la posibilidad de cambiarlo todo, de que tú no salieras en el documental de mi vida, si los recuerdos se convirtieran, selectivamente, en agua al aplicarles fuego, y el agua se evaporara.

No me hace nada bien vivir sin ti.


3 comentarios:

calma dijo...

Sabes que me pasa... qué te leo y me pongo fatal, porque estoy pasando exactamente por lo mismo que tú, de verdad, tus letras son mi pensamiento, lo que estoy viviendo, lo que pasa es que yo no puedo escribir así, me voy por otros cerros, porque no quiero dejarme llevar por ésto, digo que no vuelvo más, pero escribes tan bien, que siempre claudico, pero lo paso mal, de veras.
Un beso

Amber dijo...

El vídeo es bonito y triste al mismo tiempo. La canción ídem... L'únic que no m'agrada d'aquest vídeo és el fet més que real que el protagonista és idèntic (o quasi) a la meva ùltima parella... N'ho puc evitar, però es qu'ell és com en Viggo M. Però és clar que tu n'ho sabíes, per tant, no em fagis cas. És el meu problèma encara no solucionat.

Umha aperta e aaúdos de la meiga maiñeira,

Amber

Elena dijo...

Te dejo un beso de buenas noches Toni. Hoy ando parca en palabras...