lunes, 29 de noviembre de 2010

Fiebre -no debería publicar esto


Hace días que no sé qué decir, un viento helado azota lo poco que soy, lo poco en lo que me voy convirtiendo. He pasado una mala noche, no pude dormir de escalofríos, de estómago embotado, de volver una y otra vez a la misma cantinela cuando me despierto. Me dicen que he cogido frío por ir a votar sin el abrigo, lo que no saben es que el frío lo llevaba yo metido ya muy dentro.

No sé qué hacer con esto que soy, sinceramente, no sé dónde voy... estos días de inercia, estos días de velocidad hacia ninguna parte, estos días han sido extrañamente felices... quizá el que haya aterrizado a la cruda realidad y enfermar ha sido uno, con todo creo que si hay alguien culpable soy yo.

Me doy cuenta de que creo que soy más de lo que soy.



Me doy cuenta de que creo que puedo soportarlo todo y no es así...

Y la fiebre y el dolor de las articulaciones... y estar leyendo esta tarde a Murakami en la cama, sin hacer nada excepto contestar a llamadas y tanto por hacer... y levantarme unos minutos y pensar que hoy ha sido un día perdido, un día que ha sido como chocar contra una pared. Una pared que hoy se me ha hecho insalvable, inamovible, eterna.

Y el tiempo ha sido hoy un enemigo. Es por eso que no sé qué escribir, es por eso que no sé qué hacer, que no sé quién soy ni qué se supone que debo ser.

Debe de ser la fiebre, quizá no debería haber escrito esta entrada. Sólo sirve para que creas que tienes razón.

Y no la tienes.

4 comentarios:

Amber dijo...

Escribe y contesta lo que buenamente te venga en gana, ese es el libre albedrío, tu libre albedrío.

Besitos varios,

Amber

Fiebre dijo...

Mi tocaya es muy traicionera.
Embota los sentidos, enerva las sensibilidades y distorsiona la percepción.

Tú escribe, siempre escribe, desahógate... y sigue andando.
El mundo te espera.

Sabes por experiencia que llegarán otros post de los que SI estás orgulloso de hacer.

Espera a la primavera, B... dijo...

Mi libre albedrío es algo que tiene una forma extaña de manifestarse...

Espera a la primavera, B... dijo...

Fiebre, por algo te haces llamar Fiebre... hace mucho tiempo ya que nos leemos (más del que tú te crees).