martes, 21 de septiembre de 2010

Último post: por fin una foto mía


Sí, hombre pero ¿qué os habíais creído?




Último post



Sería innoble por mi parte dejar aquí este blog sin antes decir algo que creo que es de justicia. Es de justicia decir que cuando las cosas te duelen es porque te importan, cuando las personas te duelen es porque han sido y, probablemente son y serán, lo mejor que te haya pasado en mucho tiempo.

No podría cerrar este blog sin decir que ante todo quise, quiero y querré para siempre a Eva. Por lo que me dio, por lo que me dejó darle, por sus risas, por sus manías, por que es, en definitiva, una mujer extraordinaria. Supongo que por eso me duele que me dejara, por no ser merecedor de ella.

La he odiado. Sí. La he odiado porque es mejor echar las culpas al otro, y yo se las echaba a ella porque me odiaba por no haber sabido retenerla a mi lado. Supongo que mis circunstancias no fueron las mejores. Supongo que en otro lugar y otro tiempo seguramente las cosas hubieran funcionado mejor. O no. Ahora nadie lo sabe.

Es de justicia decir las cosas que uno siente y no quedarse con el discurso de la víctima que ha sido abandonada. Dejar de estar a merced de los vaivenes de aquella relación nos ha hecho bien a los dos. Ambos estamos más tranquilos. Ella ha encontrado a alguien que la apoye y le dé confianza. Yo no, yo la seguiré queriendo durante mucho tiempo más porque me llueve sobre mojado y bueno, he aprendido que un hombre en esta situación económica no es una buena compañía, supongo que antes de pensar en otra persona debo pensar en si podré hacer cosas con ella a parte de salir a pasear o ir al cine de vez en cuando.

Sé que hace tiempo que dejó el insano ejercicio de leerme en este blog. No sé si lo hice a propósito pero dije cosas que seguramente la hirieron. Es mejor así, nunca le gustó que escribiera en el blog cuando tenía tantas cosas "reales" por arreglar. Podría decir en mi defensa que el miedo a no salir del hoyo te amordaza, te paraliza, aún así he luchado, he trabajado con ahínco, quizá me ha faltado esa gran depuradora que me hubiera ayudado a salir a flote. Nunca llegó.

Como he dicho sé que hace tiempo que no me lee y hace bien. Este post no es para ella. Este post es para mí, para sentirme en paz, para encontrar la calma y empezar a asumir que aunque yo moriría por ella, ella ya no lo haría por mí.

Es una mierda querer a alguien que no te quiere. ¿Cuántas veces hemos estado nosotros en el otro lado? ¿Cuántas veces no hemos podido querer a quienes nos querían? Es lo mismo. Somos las dos caras de una moneda que cae de un lado u otro según el azar. Esta vez salió cruz aunque los dos apostáramos a cara.

El martes que viene es su cumpleaños. El año pasado cayó en lunes, lo recuerdo perfectamente. Tuvo que ir a un consejo de administración a Madrid y yo fui a esperarla al aeropuerto por sorpresa con un ramo de flores silvestres con más colores que la vida misma. La esperé en la puerta durante un montón de horas porque no me atreví a preguntarle a qué hora llegaba ni en qué compañía para no fastidiar la sorpresa. Casi se me marchitó el ramo entre el coche y la espera. Al final, salió rodeada de hombre trajeados, su jefe, sus compañeros. La prueba de amor más grande es pasar la vergüenza más grande que puedas imaginar. Allí estaba yo, con un ramo de flores en una mano y el corazón en la otra. Ella no lo sabía pero el ramo no llevaba rosas porque no me llegaba y se las hice quitar, en ese ramo invertí todo el dinero tenía. Entonces ya supe que eso iba a ser un gran problema.

Doy por buenos todos los malos momentos, doy por buenos todas las noches que pasé en blanco, las horas (y los 71 km) invertidas en ir y venir a Barcelona y las horas buscando aparcamiento por su barrio. Doy por buenas todas las cosas malas y buenas... si de algo le sirvieron, si pudo ordenar sus libros, si se emocionó y se sintió acompañada, si quiso hablar y encontró a alguien que la escuchaba, si algo conserva de todo aquello y eso que conserva le pareció bueno... en fin, ¿qué puedo decir?

Sé que esto tendría sentido si se lo dijera a ella pero es mejor así, como ya he dicho este post lo escribo para mí, para reconciliarme con el hombre que soy. No soy ni un canalla ni un bendito, soy un hombre que sueña demasiado, que siente miedo, rabia, tristeza, alegría... sensible y cabezota, tanto, que me empeñaré en quererla todavía demasiado tiempo. Moriría por ella, me hubiera gustado poder vivir por ella.

Me cuesta cerrar la última línea del blog. Supongo que se nota. Me cuesta echar el candado a tantos sentimientos. En poco tiempo me dejó Eva, cerré la empresa, venderé el piso... ahora cierro el blog. A veces pienso que voy cerrando por pasos una etapa de mi vida. Una etapa que dará paso a otra...

Gracias por los comentarios, por los ánimos, por los links, por los blogs. Gracias por la compañía. Para quien quiera hacerme llegar un comentario mi correo está en mi perfil, he sentido tanto amor por algunas de las personas que están detrás de estos diarios a gritos que son los blogs... He visto tanto talento al escribir, al describir, al sentir...

Aquí acabo. Hasta siempre.

8 comentarios:

calma dijo...

Te deseo mucha suerte, aunque he llegado tarde, me gustó lo que vi.
Saludos

Amber dijo...

Se te va a echar mucho, mucho de menos. Tu blog es uno de los más bonitos, sentidos y sensibles que conozco en este mundo llamado "blogoesférico", y mira que me he leído bastantes. Además, es una práctica y didáctica lección del arte del buen escribir.

Comprendo tus razones. También te felicito por esta carta de intenciones a ti mismo, se nota que está escrita desde la genuidad y más profundo sentir tuyos, amigo.

Con verdadero afecto,

Amber

El missatger dijo...

Aerolinias El missatger le desea un buen viaje. Va a volar bien alto en la nueva etapa de su vida, en un trayecto lleno de buenas cosas. Abróchese el cinturón y disfrute con el paisaje.
El pasado queda atrás.
El pasado ya no existe.

Hoba W. dijo...

Este blog es mucho más toni, mucho más que un último capitulo. Yo lo vi nacer y.....en fin, qué decir?

:(

Li..* dijo...

No sabes la pena que me da, en serio. Creo que era algo adicta a la vida que mostrabas aquí. No sé porqué creo que volverás, seguro. Un beso, hasta siempre.

Fiebre dijo...

No lo cierres.
Haz un post que consista en una línea de puntos suspensivos y comienza de nuevo.
Como una ducha. Regenérate, báñate en nuevas cosas.

Si hasta a las cínicas nos gustas...¡imagina cuánto tienes que dar a un alma como tú!

Anónimo dijo...

Gracias a Dios no acabó!! Te acabo de encontrar y estoy tan enganchada que hubiese sido una pena perderse tanto talento...

tiklia dijo...

Poniendome al dia con tus escritos...