miércoles, 15 de septiembre de 2010

Tarde de miércoles tu recuerdo flota en el aire, las hojas caerán pronto de los árboles.

No te nombraré más. No porque no te recuerde sino porque te recuerdo demasiado y llevarte a la boca es como si no pudiera evitar tu fuga. Te quiero dentro de mí aunque no te quedes a dormir, aunque recojas tu ropa a las dos de la mañana y hagas un ovillo imaginario con ella, te metas en el cuarto de baño y salgas... no, ya no te quedas a dormir.
Ya no se te curva la espalda cuando te deshago con la lengua, cuando te disuelvo con mi saliva la sonrosada carne, la puerta de mi infierno, ahora, mi boca sólo trata de engullir todas las letras de tu nombre, una por una, mientras cierro contratos desorbitados, mientras mantengo acuerdos de futuros, mientras bostezo con suculentas comisiones que no me saben a nada porque me faltas tú y tus pezones hiriéndome la piel, rasgándome la camisa. Esta mañana tuve una erección salvaje en la presentación de los nuevos equipos, no me quise contener, pensé que si bien no era el mejor momento tal vez era una señal y me dejé llevar.

Me dejé llevar pero ya se sabe que el deseo es una autopista que acaba en un precipicio. Me dejé llevar y caí. Y busqué tu número de teléfono y te llamé. Dos tonos. Luego colgué. El resto de los reunidos me miraban inquisidores, por lo visto no se me había ocurrido salir de la sala. Me dio igual. Hace tiempo que me dan igual demasiadas cosas.

A veces no sé dónde ir a parar. A veces sólo me siento y te siento a mi lado.

7 comentarios:

Hoba W. dijo...

Te leía y egoístamente (porque si algo sé es que soy tremendamente egoísta) pensaba en mí, en mí que ya no tengo ni siquiera un desamor que sangrar, ni un cacho pequeño de dolor que escupirme del pecho, en mí que ya he perdido la capacidad de ilusionarme y de amar, de serme amada, ya no...y al leerte ahora, de pronto he sentido envidia toni...envidia porque SIENTES, no importa si hacia atrás o hacia adelante, a pesar del tiempo tú apuesta siempre es una carrera hacia el corazón.

Joder, no pierdas jamás eso, no lo permitas...

(Nada, que te quiero mucho, y que no olvido lo que nos debemos... ;)

Genética Inexacta dijo...

Sentarse y sentir... que bonito. Sentir es un regalo.
Buenas tardes niño de letras, cierra los ojos y siente de nuevo porque un beso va dirigido a ti.

SheSays dijo...

A veces pienso si será mejor no olvidarme del todo. Un poco como si hubiera muerto. Pero está ahí. Respira, siente. Aunque nada de eso lo hace por mí. Para mí. Con cada inspiración me ha ido olvidando. Con cada olvido me ha ido destruyendo.
Lo peor es que no sé si quiero hacer lo mismo...

Espera a la primavera, B... dijo...

Al final todo es pura imaginación. Somos esclavos de la esperanza, Hoba.

Espera a la primavera, B... dijo...

Gracias niña del este... he cerrado los ojos y he sentido la brisa de los días que han de volver.

Espera a la primavera, B... dijo...

She, al final uno ha de hacer de tripas corazón, dejar ir a quienes no nos quisieron como somos para poder abrir la mano y coger otra mano que sí nos acepte tal y como somos, lo que sabemos dar y lo que merecemoe recibir.

y piensa que el amor no se da ni se recibe... se siente.

i (latina) dijo...

Estoy de acuerdo con Hoba, creo que en el fondo es una suerte ser capaz de sentir de un modo tan intenso...aunque, como yo también siento así, sé que sufrir siendo como tú es SUFRIR. Pero, en fin, no se trata de desgarrarse porque sí...y todo el dolor que te ayuda a sentirte vivo, y a construir textos geniales, por cierto, tiene su razón de ser en lo feliz que debiste ser con ella. Seguro que no necesitas ningún discurso de 'quédate con eso'.

Ah, preciosa la imagen de la espalda que se curva.