lunes, 6 de septiembre de 2010

Dime

Dime que estás ahí. Dime que se detendrá este viento en mi cabeza. Dime que juntos desafiaremos a las manos vacías y de piedra, dime que tienen solución los daños cerebrales de mi corazón prematuramente envejecido.

A cambio yo te doy lo que tengo, sólo tengo lo que soy.


2 comentarios:

Lea Del Revés dijo...

Siempre ha habido, hay, y habrá alguien ahí, T. Es tanto lo que tienes, todo lo que puedes ser. Tu mente y tu corazón han sobrevivido, y las cicatrices son recuerdos de tu valor. Sonríe o llora, pero no dejes de sentir. Ojalá pudiera expresarme mejor, pero la canción me ha abrumado. Todavía hay música en esta vida. Bailémosla.

http://aplastadordehormigas.blogspot.com/ dijo...

no sé quién esperas que te lo diga, pero te lo digo yo: parará el viento, después de que el oxígeno haya cicatrizado las heridas. Dar lo que uno es, es darlo todo.