miércoles, 29 de septiembre de 2010

El Universo


Probablemente la distancia más corta entre tú y yo sea el universo. Tú allí, en Maiami, digamos; y yo aquí en Barcelona, por poner un caso. Y ¿sabes? puede que haya ¿cuánto? ¿diez mil kilómetros en línea recta? Pero si no hay esperanza, un proyecto, un deseo de vernos, ese espacio se multiplica hasta alcanzar una cifra que tiende al infinito.

En cualquier caso, las cosas, a veces, es mejor dejarlas en meras hipótesis como ¿qué hubiera pasado? o ¿y si ella fuera de otra manera? o ¿si yo hubiera dicho aquello en lugar de aquello otro? Todo lo que no fue no dejó una huella que nos haga tener una evidencia. Lo que pasa, sí.

Hoy, que apuesto por la esperanza, que vuelvo a tener en mis manos las llaves de mi destino, creo que debo cerrar un capítulo importante de esta etapa que también se cierra. Creo que uno se aferra al recuerdo de lo amado para retenerlo pero al mismo tiempo uno se da cuenta de que ya no existe y se entristece por ello. Aferrarse al pasado es perderlo dos veces.

Hoy he visto con claridad que la distancia que nos separa es tan grande que cabe un universo dentro de ella, hoy he visto que da igual si estás en Miami o al otro lado de la puerta, joder, cómo me cuesta decir esto, tú y yo ya no somos nada.

(Y no somos nada porque tú decidiste que no fueramos nada).

5 comentarios:

Li..* dijo...

Tienes que cerrar ya ese capítulo porque sólo te entorpece y te consume. No creo que te lo merezcas. Deberías intentar observar nuevas fronteras que traspasar. ¿Qué quieres de la vida?
Mira, el mundo está lleno de mujeres y cuando encuentres a una que te llene tanto como desees te sentirás tonto por haber estado tan preocupado por el pasado. Ya basta de mirar atrás. Sé fuerte y sonríe porque tienes el resto de tu vida ante tus ojos.
No creo decirte nada que no sepas... pero venga! adelante ya!

Gata dijo...

Te dejo un abrazo Toni

Simply Me dijo...

Me encanta como escribes, tus palabras son puras emociones a flor de piel. Me alegro de que pases página, yo espero poder hacerlo algún día no muy lejano, mi agonía dura ya demasiado.

Un saludo,

Amber dijo...

Sin el UNIVERSO no seríamos nada, ni una molécula... Al menos siempre nos quedará un poco del brillo de las estrellas.

Un beset,

Amber

calma dijo...

Es un primer paso... me alegro.