jueves, 9 de septiembre de 2010

Esas cosas


Bajo a la calle con un café en la mano, me lo bebería contigo dentro si antes te hubiera desnudado en el remolino de la cuchara y el azúcar. Te hubiese disuelto sales de baño en la bañera pero sólo bajé azúcar y una taza de café, es una lástima que no llegue antes a casa como un fantasma… encendería incienso y velas, ya sabes, ese tipo de cosas por las que pensarías que soy un poco tonto si supieras que existo.

No bajo a fumar como el resto de compañeros, yo bajo a descansar la vista de la pantalla del ordenador, miro al horizonte, a unas montañas que no sé a ciencia cierta a qué distancia están de aquí. Hace demasiados días que te me cuelas en la cabeza, no de una forma constante o repetitiva sino que cuando me doy cuenta estás ahí, en una esquina y yo te pregunto que cuánto tiempo hace que estás ahí. Y tú me respondes encogiéndote de hombros. Me gusta este tipo de distracciones, entonces voy a la cafetera y me hago un café y bajo a la calle, miro el horizonte sin verlo, pienso en ti y hasta me molesta si alguien baja a fumar al mismo tiempo y me pregunta cualquier tontería.

En la oficina me entrego al trabajo con una determinación construida a base de costumbre, supongo que no encuentro la razón para motivarme entre estas cuatro paredes o en el mundo cuando salgo a hacer visitas. Me baso en una estructura que pesa como la concha de una tortuga y que evita que salga volando hacia las nubes, algo a lo que soy propenso. Pensar en ti es un ejemplo, bueno, no sé si es un ejemplo, creo que si no fuera de naturaleza soñadora también pensaría en ti de diez a doce veces esta mañana, no sé, si al menos supieras que existo…

8 comentarios:

Daeddalus dijo...

Pues haz que lo sepa... no es tan difícil... o sí.

Lea Del Revés dijo...

Sabe que existes. ¿Sabes tú que existes?

SheSays dijo...

Hola... ¿se puede? He llegado de casualidad, de rebote, sin buscarte y, mira, te he encontrado.

Y me alegro de haberlo hecho.

Un saludo.

40añera dijo...

Manifiesta tu existencia
Saludos

Espera a la primavera, B... dijo...

Daedd... no es tan fácil. Yo... yo... ella... en fin, es difícil de explicar.

Espera a la primavera, B... dijo...

No acabo de entenderlo Leah, nunca se me dieron bien las preguntas... No sé si existo... me siento en la vía y espero a que llegue la primavera, supongo.

Espera a la primavera, B... dijo...

Claro que se puede... las puertas siempre estarán abiertas. Si te acercas este blog al oído puedes oír el mar.

Espera a la primavera, B... dijo...

40ñera, qué decir, es por respeto que lo hago. Sólo por respeto.