viernes, 7 de enero de 2011

La velocidad de las letras invertidas.


Hoy estoy seco. No sé qué me pasa. Estoy encasquillado con la novela, En la biblioteca hace calor, demasiado calor y yo intento adaptar varios párrafos a la historia, párrafos que no soy capaz de adaptar. Sin embargo hoy he sido capaz de cerrar el inicio y creo que me ha quedado bien. Para ser una novela negra creo que he sido capaz de darle el toque preciso de intriga. Me ha costado casi dos años cerrar este incio y creo que por fin lo he logrado.

Enlazar ese inicio con el resto de la novela, sin embargo, me está costando, tal vez estoy intentando aprovechar algo que no se puede aprovechar.O tal vez estoy en esa parte difícil de la creación de expectativas. Introducir al protagonista y a ella no es nada fácil mientras empiezo a trenzar la trama. Todo puede quedar bien atado o,por el contrario, quedar confuso. No sé. El resto está bien, creo que el resto tendrá sentido si soy capaz de ajustar esto que estoy escribiendo ahora. Divago. Mi vida es pura divagación. Ahora mismo tengo ganas de tenerlo todo acabado. No sé. Hoy me han dicho algo... no sé, hoy he hecho una entrada y no la he publicado porque me hacía mucho daño, la realidad, mi realidad es algo sucia y mezquina, a veces creo que soy un impostor. Un impostor que os lleva enganñando durante los últimos tres años.

¿Realmente la tendré acabada para finales de mes?

6 comentarios:

Amber dijo...

Si te lo propones claro que la novela la tendrás acabada para final de mes. Ya verás... :) Y es muy normal, vamos creo yo, que te asalten ciertas dudas existencialistas.

No creo que seas un "impostor". Los impostores, me temo, no son conscientes de que lo son, y funcionan estilo acción-reacción, y dudo que tú pertenezcas a esa estirpe de reaccionarios.

Las cosas que hacen daño mejor es no recrearse en ellas, pues al final quien las sufre eres tú y ella ni se entera.

Mímate más o deja que te mimen y que el silencio de las palabras te acaricien tu alma y lo hagan abiertamente.

Un muy sentido saludito desde San Miguel de Allende,

Amber

Espera a la primavera, B... dijo...

Imagino que quiero ir demasiado deprisa. Todo tiene su tiempo.

San Miguel de Allende, suena bien, desde google street view se ve muy señorial.

Seguro que te lo estás pasando muy bien.

Heidi dijo...

Cliqué varias veces sobre la entrada escondida...Acabé entendiendo que tras escribirla, te habrías arrepentido por motivos varios que sólo tú conoces...
Como bien dice nuestra meiguina, déjate mimar más, echa fuera lo que no te deja seguir y....cálzate las bambas.
Un saluo.
Ciao.
;-P

AMPARO dijo...

Hace tiempo que te leo...y me estoy "adiccionando".

Escribes muy bien.

Un beso.

anna.

Espera a la primavera, B... dijo...

Heidi, hay palabras a las que no pueden darle los rayos del sol porque se desharían... y yo con ellas.

Un abrazo

Espera a la primavera, B... dijo...

Gracias Amaparo...

Al final se trata de encontrar la vía que te cure la desilusión... a mí me dio por resistir con la palabras.


Besos