lunes, 24 de enero de 2011

Fantasmas


Dice C. que algunos blogs son como oráculos, que lo que escribes en ellos acaba sucediendo tarde o temprano y que, toda aquella moda de El Secreto, acabó calando en la blogosfera. Yo siempre he sido más de esfuerzo y perseverancia que de pensamiento mágico pero he de reconocer que últimamente algunas coincidencias me asombran e incluso he estado a punto de beneficiarme de alguna de ellas.

El otro día soñé con los números de la lotería primitiva y ¡salieron cinco de los que soñé! claro que en un orden que no supe discernir bien y sólo obtuve un tres. Pero los había soñado.

Hace años tuve una racha de sueños premonitorios. Estaba estudiando ingeniería técnica y por cuestiones que no vienen al caso empecé a hacer yoga.

Cuando va a pasar algo de este estilo, de premoniciones o algo así, lo presiento. Me digo "va a ocurrir de nuevo" y entonces estoy preparado. A pesar de que lo he vivido en mis propias carnes hay una parte de mí que se niega a admitirlo y por supuesto, no le da importancia y piensa "tonterías". Con la edad me he vuelto más cartesiano pero...

... algo me dice que eso va a cambiar. Y lo sé porque este blog tiene algo de lo que C. tilda de oráculo.

PS: Si esta noche el Atlethic gana al Hércules mi padre y yo habremos acertado un 13 en la quiniela. Es sólo una anécdota pero es otra señal más.

Creo que esta vez lo que llega, lo hace para quedarse.

11 comentarios:

She Says dijo...

A veces yo también tengo ese tipo de sueños. Y presiento cosas. Tampoco le doy muchas vueltas, pueden ser señales que escapan al consciente (aunque acertar los números de la primitiva ya es otra cosa).
Si lo que llega es para quedarse y eso significa que es bueno... BIEEEEEEEEEEEEEEEEEN
Un beso, tío, un beso. O un abrazo, mejor.

Maeve dijo...

Sincronicidad, creo que lo llaman.

Olas :)

Marnie J. dijo...

suerte

Espera a la primavera, B... dijo...

She, tal vez tengamos que conseguir una antena amplificadora-repetidora y presentarnos al pasapalabra.
Llega para quedarse... y no sé si es bueno o malo. Tengo que consultarlo con alguien que me da un poco de miedo.

¿Cómo va lo del ministerio?

Espera a la primavera, B... dijo...

Sincronicidad, si ya lo decía el frutero de mi barrio, "mira que pasar tú justo por debajo cuando se me cayó el melón de las manos..."

(Jung lo dice más fino)

...y Newton le sacó más rendimiento (a pesar de ser una leyenda).

Espera a la primavera, B... dijo...

Querida Marnie J. llevo días creyendo que habías desaparecido del todo y me preguntaba si volvería a tener noticias tuyas.

Espero que los microbios te den una tregua...

Heidi dijo...

Tuve esa misma impresión, pensamiento hace un par de días, cuando leí tu blog. De ahí que no hiciera comentario alguno a tus últimos post...
Espero que todo cuanto venga sea bueno, y se quede.
Athletiiiiiiiiiii!
Cuídate.
Un beso.
Ciao.
;-P

Espera a la primavera, B... dijo...

Jeje, ha ganao el athletic. 3-0

Amber dijo...

Me gustaría compartir un sueño que tuve hace un par de días. Lo
comparto contigo, por tener  tú un alma generosa.

Soñé con un lugar mágico donde no existían los miedos ni las noches oscuras y menos el dolor. 

Y en mi sueño había una niña con una larga y sedosa melena castaña oscuro que construía una escalera que llegaba a la luna. Y en los escalones había colores y luces y soles y risas de primavera. Y vi árboles maduros que ofrecían unas jugosas y selectas cerezas, éstas eran unas pocas amistades tan selectas como ésas jugosas cerezas.

Hoy regalo letras, versos y relatos. Y de bono, incluyo alma grabada en el silencio de mis palabras.

¡Cuídate! :)
P.D.: Siento decirte que no creo en los oráculos, ni en la suerte y menos en las predicciones escritas. Creo, sin embargo, en la causa y el efecto. 

Espera a la primavera, B... dijo...

Lindo sueño, Esclarecedor, no hay nada más bello que los cerezos en flor... que acaban siendo amistades.

Es una lástima que no creas en oráculos. Las meigas tendéis a los designios del alma del bosque, yo diría que no deja de ser otro oráculo con mucha más piel.

Me ha gustado tu última entrada. Me ha transportado a otro tiempo, otro clima, a campos de trigo.

Besos

She Says dijo...

Lo del Ministerio... va, va.