martes, 8 de febrero de 2011

Todo es mentira


Me llama por teléfono y noto en su voz una bandera blanca que no esperaba. La calavera y las dos tibia eran lo más normal en estos casos y salir huyendo antes que presentar batalla lo más inteligente. Yo nunca he sido inteligente. Quizá por eso llevo algunas cicatrices en el alma, no muchas, no más que nadie.

Me dice que lo siente, que se había equivocado, que yo tenía razón y que siente tanto cañonazo. Yo no respiro tranquilo, ya he dicho antes que no tengo muchas luces a la hora de reconocer el momento de callarme o de decir lo justo. No le digo que se lo dije porque tampoco soy de los que hacen leña del barco varado. Le digo, eso sí, que siento que tenga que sentirlo.

Quiere hablarme de ello y la detengo. Ha pasado ya demasiado tiempo, demasiados remiendos en ambos bandos, demasiados muertos en el fondo del océano. Le digo que ahora eso no importa, que espero que a partir de ahora le vaya bien, que es verdad eso de que el tiempo es el gran enemigo, y miro al cielo y veo pasar la nubes como si éstas fueran hacia algún lugar concreto, como si fueran una manada de búfalos blancos que se preparan para pasar el invierno. Se hace el silencio. No sé si llego a entender las últimas palabras de su última frase. ¿Dónde cojones estará esa maldita paz que me falta dentro?

Me dice que le gustaría verme y yo le pregunto que vale, que ya sabe dónde vivo. Me dice que le cae muy lejos, que lo mejor es que vaya a verla al trabajo o que vaya a su ciudad. Entonces no tienes ganas de verme, le digo, lo que tienes ganas es de que yo tenga ganas de verte. Recoge su bandera blanca, me dice que yo siempre tergiverso lo que dice, que soy alguien difícil y extraño.

Hay la misma distancia de tu casa a la mía que de la mía a la tuya. Eso no es tergiversar nada. A no ser que entre tu casa y la mía el tiempo sea curvo y yo no me haga dado cuenta (eso sí que lo digo por joder).

Le digo que es mejor dejarlo así, me dice de nuevo que lo siente, le digo que no importa, me dice que a ella todo le sale siempre mal, yo le digo que le sale mal porque siempre está buscando algo mejor. Estoy a punto de decirle que yo era lo mejor. No se lo digo, no porque no crea que es cierto si no porque no quiero que crea que añoro el tiempo que pasé con ella.

¿Por qué me sale todo mal, Toni? pregunta. Porque la gente te importa una mierda, para ti son cromos, cromos de distintas colecciones y la gente no somos cromos, somos piezas de puzzle, el puzzle de nuestra vida, en donde tenemos que encontrar nuestro lugar exacto sin desesperarse si no acertamos a la primera, me gustaría responder. No lo hago, no blando mi hacha sobre su piel de madera embarrancada en la arena.

Le digo que le colgaré y que cuando lo haga ya no le volveré a coger nunca más el teléfono. Me dice que soy cruel. Le digo que más cruel fue cuando desapareció de un día para otro, que me pasé meses enteros achicando agua, tapando vías, rezando para que la madera podrida aguantara hasta llegar a algún puerto.

Pero llegaste, me dice.

No, no llegué, pienso, me hundí con toda mi carga.

Ahora soy un barco fantasma, las velas hechas jirones, la tripulación como la del capitán Sparrow, la luz de las estrellas no me sirven para llegar a ningún lado, me guío por luciérnagas.

Cuelgo.

La voz se me vuelve de piedra, miro de nuevo hacia arriba buscando en las nubes caminos de arena. El mar está en calma, en demasiada calma.

Se pone el sol. Una brisa tibia anuncia la primavera.

8 comentarios:

ana dijo...

Yo también busco hace mucho un faro que me indique el camino...
Un beso.

anna

De la Prada dijo...

Hace algún tiempo pensé que desaparecias temporalmente hablando, me alegro que no haya sido así
Sigo por aquí en silencio, aunque alguna que otra vez, me atreva a teclear,

Saludos

TWEETY dijo...

Déjala marcharse yá...cuanto tiempo puede aguantar esto tu corazón? no permitas que venga de cuando en cuando a ver si aun sangras no le permitas hacerte mas daño...matarte no te matará pero hacerte perder la razón puede, esta en ti PASAR YA PAGINA Y SEGUIR ADELANTE PORQ TU LO VALES asi que pa atras ni para coger impulso muacksssssssssss te envió muchos animos recogelos y guardatelos

Espera a la primavera, B... dijo...

Es curioso que todo faro está construido sobre las rocas de las que se prentende huir.

Espera a la primavera, B... dijo...

Me alegra verte...

Espera a la primavera, B... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Espera a la primavera, B... dijo...

Hace mucho tiempo que se fue. Sólo que de vez en cuando se empeña en volver, indirectamente, a través de terceras personas...

DIEZ EN UNA dijo...

¡Puta vida!, con una llamada de minutos cuanto puede cambiar la existencia o dejarla tan monótona como era.
En nuestras manos está