jueves, 3 de febrero de 2011

Caminaremos sobre hojas secas


La mayor parte de las veces me pregunto cómo logro saber las cosas antes de que ocurran. A veces he llegado a pensar que, en realidad, sólo me lo imagino y luego hago todo lo posible para que ocurran, pero me he dado cuenta de que hay cosas que no puedo dominar ni influir sobre ellas. Sólo lo sé. Como si tuviera un sexto sentido.

Hace unos minutos me he dado cuenta de algo que parece irremediable. Como siempre. Como tantas otras veces antes.

No debería tirar de ciertos hilos, a veces me gustaría volver a vivir en la ignorancia.

Todo esto es demasiado extraño para explicarlo aquí y ahora.

10 comentarios:

Hoba W. dijo...

A veces resulta imposible no tirar de esos hilos (aunque sea contraproducente y un@ lo sepa a la perfección)...

Te entiendo tanto, toni..

TWEETY dijo...

te entiendo ....a mi tambien me pasa a veces...y si, mejor no tirar de nada porque se te puede caer encima todo....árriba ese ánimo muackssssssssssssss

Amber dijo...

Piensa que no todo lo que se escribe en pasado queda hundido en el ayer. No todo lo que se proyecta en futuro queda cumplido mañana. Y mientras, es hoy. Hoy, también vivo, vives, vivimos.

Y te digo otra gran verdad, mi verdad...

Le (te) llaman "pitoniso" porque ves el futuro a través del pasado de las personas... pero empleas más la lógica que la precognición. La Filosofía nos enseña que el hombre (y la mujer) es un animal de costumbres (hasta que demuestra lo contario).

Yo soy de carne... y beso.

Muássssss,

Amber
P. D.: Aquellos que han probado mis besos saben que no miento... :)

AMPARO dijo...

Como decía Jung, lo peor que le puede ocurrir a cualquiera es que se le comprenda por completo.

Besos.

Espera a la primavera, B... dijo...

A veces los hilos son como esos que le salen a uno del jersey: inoncentes, deshauciados, el extremo perdido y solitario de un no sé qué. Pero no, son el principio del fin, el primer paso para tener que tirar tu prenda favorita.

Espera a la primavera, B... dijo...

Ay, Tweety, gracias por los ánimos. ¿Quién se resiste a un hilo?

Espera a la primavera, B... dijo...

Mujer, si te pones así... ahora me he quedado con las ganas.

Aunque lo de la precognición no es algo en lo que crea, haberla, háila.

Pero también tienes razón, sabe más el diablo por viejo que por diablo.

¿Besos?

Espera a la primavera, B... dijo...

Jung también hablaba de los arquetipos e del inconsciente colectivo. ¿Sabías que Jung utilizaba el tarot? Supongo que no como método de adivinación sino como base o puerta para dar forma a esos arquetipos tan comunes a todas las culturas del mundo.

Afortunadamente, nunca comprenderemos la psique humana ni nos comprenderemos ni nos comprenderán ni comprenderemos al otro totalmente, quizá sólo estemos arañando la superficie de un iceberg gigantesco.

Un abrazo

Amber dijo...

Respecto a la PRECOGNICIÓN, según dice, asevera, corrobora, alega WIKIPEDIA, que no Wikileaks y/"Kikipedia", la precognición (también conocida como "premonición") es la supuesta capacidad de conocer hechos con anterioridad a su acontecimiento e independencia de su situación espacial que no pueden ser deducidos a partir de información adquirida en el presente mediante los sentidos."

Con lo que tengo entendido, estimado Espera a la primavera -- y a ella--, comúmnete la precognición está asociada a capacidades paranormales y entra dentro de la categoría de fenómenos Psi Gamma. Lo que significa, que a través de este post lo ratificas...

Siento, por otra parte, decirte que como abogada del Diablo, no te podría representar, pues hay un conflicto de intereses, porque, Ing., yo no sé con qué compañías te has juntado últimamente (la diablesa, para tu información y recuerdo...), pero lo que aquí aseveras es obra y arte de la hermanita de Luis (Cifer), pues sabe más ella por Diablesa que por vieja y, para más INRI (¡valga la contracción!) viste PRADA.

¿BESOS? Sí, pero, procura que éstos no se asemejen al del "buen" Judas.

Dicho lo dicho, te deseo suerte, mucha suerte, la necesitarás, créeme.

Abrazos, en vez,

Amber

Espera a la primavera, B... dijo...

Me ha asustado un poco lo de te deseo mucha suerte, la necesistarás, créeme.

Desafortunadamente no soy dueño de las premoniciones, ni las tengo amenudo, sólo sueño de vez en cuando algo que se parece lejanamente a algo que más tarde o más temprano ocurre.

Besos. Sinceros.