viernes, 19 de marzo de 2010

Te llamaré Viernes - María Villalón - La lluvia



A veces me siento como Viernes, es decir, como un salvaje lúcido en manos de un Robinson convencido de que la civilización es el atrezzo y no la capacidad respetarnos unos a otros. Sentirse Viernes tiene sus ventajas: tu santo es una vez a la semana en lugar de una vez al año, pero casi todo lo demás no es bueno, es más, te lleva a una frustración casi constante.

Quizá soy yo, que no entiendo que las formas lo sean todo, quizá sea que no entienda que tanta crueldad innecesaria sea tan necesaria para algunos. Tal vez no sea lo más adecuado decir que prefiero ser Viernes y ser salvaje y sentirme triste cuando sé que no cuento para según qué cosas y sí para otras.

El otro día Hécuba hablaba de la vanidad y yo me identifiqué tanto... cuando sabes que alguien buscará en otro aquello que podía encontrar en tí... pero yo soy un salvaje y a veces a los salvajes se nos obvian ya no los derechos, sino incluso se nos niegan los sentimientos.

Hoy viernes seré Viernes, y buscaré la complicidad de la luna y merodearé la selva, y me reconciliaré con las olas, y escribiré otra vez por la noche cartas de amor sin destinatario.



Te dedico la lluvia de mañana.

3 comentarios:

Gata dijo...

A veces hay que ser sin más, sin que nos importen los otros, pero es duro mirar alrededor y no ver nada o al menos nada de lo que debería estar ahí por principio/s

Un besote

Olga Taravilla Baquero dijo...

De vez en cuando:

http://www.youtube.com/watch?v=MZIjEStzmBM

Bichejo dijo...

Preciosa canción...