martes, 20 de enero de 2009

Las hormigas


Todo se funde a mi alrededor y me quedo como esas manzanas de caramelo que mi madre nunca quiso comprarme en la feria. Ella era más de coco y menos de algodón de azúcar, bueno eso fue en otro tiempo... ya pasó.
Decía que todo se carameliza a mi alrededor (y no es cierto, todo no) y me quedo como aislado del mundo, en esta soledad mía tan poblada de páginas web (¿cuántas veces habré entrado hoy en la edición digital de la vanguardia? ¿diez?) que son como una píldora contra la nada, que también son nada, un reguero de hormigas que siguen el rastro de otras, un constante ir y venir (y después volver a ir para volver a volver) y así toda la tarde y así lo importante queda para mañana, como ayer, como antes de ayer.
¿Qué está pasando? Ni yo mismo lo sé, sinceramente. No sé hacia dónde va esta hormiga mía y hasta dónde se queda o hacia qué abismo se precipita. Y debería estar cansado de tanta irresponsabilidad. Y es que, de alguna forma que no entiendo, algo en mí ha puesto el freno, se ha mirado al espejo y ha dicho "me planto". Ahora necesitamos sentarnos y negociar... lo primero, saber hacia dónde se dirigen las hormigas, lo primero elevarse y mirarlo todo con otra perspectiva.

Hoy toca reunión. Hoy decidiré si abro la puerta.

5 comentarios:

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Está bien eso de preguntarse y plantarse... Y más aún mirar desde arriba. Te estás saliendo de ti, y ese es el camino de la hormiga hacia la prosperidad. Últimamente practico mucho esa técnica de elevarme y mirar(me)... Mi marido no lo entiende, me dice que le avise cuando "me vaya", no sea que me hable y esté como un roble a su lado :-)

* SINE DIE * dijo...

Si lo haces, que sea de par en par...

Espera a la primavera, B... dijo...

Concha: Es que cuando te eleves tienes que atarte un cascabel para que tu marido se quede más tranquilo, para que te oiga por toda la casa... por si tu alma está por casualidad en el baño y no ha podido cerrar el pestillo, jeje. ;-)

Espera a la primavera, B... dijo...

¿De par en par? ¿Sabes? Me ha venido a la mente esos exhibicionistas con gabardina. Uf, mi mente... que últimamente se dispara casi sin apretar el gatillo... hacia mundos cada vez más complejos, más lejos de mí, más lejos y más cerca de todo...

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Ja, ja, ja... No es mala idea...