domingo, 2 de mayo de 2010

Luz Casal - Lo eres todo

Llevo dos días con migraña. Los días en los que tengo migraña no puedo hacerme el fuerte. Mi cuerpo no responde, se queda mudo, cojo, manco, ciego, sordo. Descubrí el Spidifén casi de casualidad y eso me hace que pueda vivir a medias. Vivir a medias.

Vivir a medias es como que te echen de casa pero que te pidan que te quedes en la puerta por si acaso. Vivir a medias es no conocer la alegría, es ir solo a todos los sitios, es no tener una palabra amable sincera, vivir a medias es todo lo que has hecho no valga la pena, es ver a cámara lenta cómo cae la gota que acaba por derramar el vaso y tener prisa para que se desborde de una vez por todas. Es no poder ni leer porque la ansiedad hace que se junten las líneas, es no saber qué va a pasar mañana, tener una reunión de la que sabes no vas a poder sacar nada en claro porque debes invertir cien euros y no tienes esos cien euros. es vivir de rodillas esperando la bala en la sien, es no conocer la calma, es no conocer nunca la calma, es saber que nunca serás un hombre de verdad porque tienes miedo; un miedo atroz al futuro, un miedo que aparece una y otra vez, que te aísla mientras tú crees que te protege.

¿Importa? Lo peor es cuando ya no importa nada. Cuando tampoco le importas a nadie. Cuando ya te has convertido en una sombra de lo que eras, cuando ya no hay marcha atrás y sólo quedas tú sin nada. Siempre me he preguntado cómo se llega al arroyo, a no tener casa. Ahora voy empezando a vislumbrarlo.

Hoy es un día extraño, un día en el que ha salido toda la rabia. Un día de adioses y un día de nuncamases. A veces me pregunto por qué soy tan estúpido, por qué siempre estoy ahí cuando me llaman y por qué nadie está cuando lo necesito. Por qué se me juzga con tanta severidad y por qué yo soy un panoli.

Me voy a dormir. Sé que no podré pero me da igual. Sólo tengo ganas de que todo acabe de una vez. No sé cómo ni cuándo. Que todo se acabe.

7 comentarios:

hécuba dijo...

Un abrazo, toni. Y un beso también.

Gata dijo...

Ains Toni cómo siento q estés así. No sé que decirte, sólo mandarte todos mis ánimos y dejarte un abrazo
(me siento como cuando Amelie se cree que ha desencadenado una catastrofe natural con su cámara de fotos...)
Sé como es esa sensación d q ya no importa nada, creeme que lo sé, pero lo cierto es que no es cierto. Siempre hay algo. Espero q ese algo, este a punto de encontrarte.

Un beso

Eyjafjallajökull dijo...

Si es que a los buenos les torean, perdonas errores garrafales, pero cuando eres tu el que los comete... te destrozan como buitres alimentandose de carroña...

Espera a la primavera, B... dijo...

Gracias

amatista dijo...

Hola soy Amatista...me apena que estés así, pero no estás solo, no, aqui hay alguien de alguna manera escuchándote y viéndote, imaginándo tu situación...
Quiero decirte, que a pesar de todo es un excelente momento para cambiar de rumbo, tu mente no te da descanso, porque tu alma no da más, es necesario un cambio. Necesita salir a luz, necesita que tu mente deje de pensar tanto, de temer tanto y solo ser, redescubrirte, maravillarte con el bello y extraordinario ser que sos, que somos todos, solo hay que quedarse tranquilo y escuchar. Te diría que por ahora (si puedes) aproveches esos momentos en que no duermes para respirar, para dejar salir a ese, quien aún eres, aunque lo hayas cubierto de tantas cosas, de tantas ilusiones y de tantos miedos, que te da pánico mirar hacia adentro. Tranquilo, es lo mejor que te puede pasar.
Espero acompañarte, ayudarte de alguna manera.
Un abrazo a la distancia...
Sólo sé...vive hoy, a cada momento,cada paso, cada inhalación, cada pálpito...Mañana es otro día, y todo vuelve a renacer, comienza de nuevo y si puedes, al mirarte al espejo por favor sonríete, si. Gracias.

Alf. dijo...

A mi me obsesiona la idea de que tarde o temprano acabaré durmiendo en un cajero.

Espera a la primavera, B... dijo...

Alf, piensa que existe lo que se llama la profecía autocumplida, y que, probablemente, si no me equivoco, pudieras estar en una depresión pasivo-agresiva, que se manifiesta en la pérdida progresiva de todos los bienes materiales.
Eso sólo lo cura la creatividad y jugar, jugar y divertirse, darse el permiso de disfrutar.

Te lo dice alguien que pasa algo parecido a lo que tú. A mí también se me hace difícil encontrar ese punto, esa motivación y esas ganas de ir hacia arriba. Pero hay que mentalizarse.

Un abrazo.