sábado, 1 de junio de 2013

Un lugar en el mundo (o en las estrellas)



Supongo que son muchas cosas unas detrás de otras, y que uno es tan fuerte como puede y no más, que a veces se tiene la convicción pero falla el resto, que la gente no está ahí cuando se la necesita, que por encima de todo, uno se da cuenta de que está solo. El caso es que tengo la sensación de que me he roto y eso tiene mal pronóstico. Aunque también creo que es bueno decir basta y pararse a pensar unos días qué se va a hacer y qué riesgos va a asumir y cuáles no.

No es que me sienta cansado, es que estoy cansado de sentirme cansado de hacer el esfuerzo en creer. Quizá no debería escribir esto, ya casi nadie me lee (y lo entiendo). Quizá haya llegado el momento en el que no deba importarme lo que debería o no debería hacer.

Le he puesto muchas ganas a muchas cosas en los últimos años. Muchas. He empezado muchos proyectos solo y he tenido que confiar en otras personas para tirarlos hacia adelante. Y no sé muy bien el porqué pero siempre he ido a dar con gente tan egoísta que me da hasta rubor pensarlo. Quizá el sector industrial no es el mejor para alguien como yo. Quizá no exista un mundo en el que quepa alguien como yo. Supongo que no he querido tirar la toalla más por necesidad que por convicción.

Pero nada tiene sentido.

He salido a la terraza, hace frío, el cielo está nublado, Ulises y Penélope merodean sin ningún objetivo, como yo. Diría que si pudiera permanecer con los ojos abiertos vería desplazarse a las estrellas por encima de mi cabeza. Me pregunto qué sentido tiene esta inercia y no encuentro una respuesta.

Y después de cinco años escribiendo este blog tratando de hacer un mapa de lo que sé y de hasta dónde soy capaz de llegar con él, debo admitir que he fracasado en el intento. Creo que resulta obligado meditar durante los próximos días qué voy a hacer. No sé si va a salir algo bueno de todo esto.

Yo le quito la voz y pongo Trouble de Colplay. Recomiendo verlo a pantalla completa y con las luces apagadas
The Mountain from TSO Photography on Vimeo.

2 comentarios:

Sasha dijo...

Yo sí te leo.
No desesperes, es normal que tengas épocas malas, todos las tenemos.
Pero estás vivo. Y te quedan mil planes por hacer y millones de ganas que encontrar debajo de cualquier hoja. Volverás a creer, a engañarte y a desilusionarte con las cosas que pretendas hacer. Pero de eso se trata, de ir aprendiendo. Y mientras te equivoques, sonríe, porque estás vivo y ¿qué mejor razón para sonreír?
Ánimo, yo confío en tus capacidades para seguir adelante. No te quedes estancado aquí.

Espera a la primavera, B... dijo...

Hola Sasha, uno va aprendiendo a base de irse equivocando, y supongo que eso es estar vivo...

Pero no me estanco, sigo adelante...

Gracias por pasarte.

Un fuerte abrazo