martes, 30 de agosto de 2011

Cuando la voz se hace hueco


Sigo soñando con la piel de tus muslos, con el tacto inevitable de tus pies (no saben posar en las fotos), con el rayo azul, fuego fatuo, sol fugitivo, con tu voz también sueño a veces, aunque no me llamaras cuando quise tanto que me llamaras, cuando la palabra era aún una nota muerta entre silencios como pisadas de hormigas.

Sueño contigo cuando entro en facebook y no encuentro ni tu nombre ni tu cara, cuando me libro de los libros, libres como el (b)viento, cuando pienso en el personaje que de tanto gustarme un día acabé enamorándome de él de esa novela mía que de tan viva nunca se muere en un punto y final. Sueño contigo porque de alguna forma he de tenerte.

Sueño contigo, casi nadie lo sabe pero yo he pisado por esas fotos tuyas, las que haces con el móvil; he caminado y he respirado el mismo aire, quizá hayamos coincidido en un espacio al que le sobra el tiempo, he sentido la misma lluvia porque nos llovía la misma nube, cuando me dejas esos vídeos como miguitas de pan para que los siga, yo ya he estado allí.

Sueño contigo, soñaré contigo también esta noche, porque antes de irme a dormir voy a visitarte casi todas las noches, para asegurarme que al menos te soñaré desnuda sin palabras que te vistan, y que dormiré abrazado a alguna de tus frases a las que tú no das importancia y a mí me convierten en esto que soy y que no sabría muy bien cómo explicarlo. Porque de tanto pegarme a ti, soy como esas calcomanías gastadas que se van lentamente con la piel seca, como esos tatuajes de pega que una vez se vuelven grises se está pensando ya en el siguiente.

Y desde hace un tiempo a esta parte si he querido escribir y publicar y todo eso que se supone en que se basa el éxito de las letras, es tan solo para colarme entre tus libros, para poder un día meterme en tu cama, para que apagues la luz de tu mesita de noche y algo de mí sea lo último que nombres cuando cierras esos ojos, fuegos fatuos, luna fugitiva, sin nombre ni cara en facebook, mujer mojada en mi misma lluvia, no sé si al mismo tiempo pero sí en el mismo lugar en el que mientras mis ojos ya se cierran te convoco a un nuevo sueño.

9 comentarios:

Amber dijo...

¡Un texto precioso! Me sigo reafirmando en que tus dedos tienen magia, porque ellos les otorgan ALMA a tus palabras, a tus imágenes vividas.

Es uno de los posts más bonitos que te he leído. Las frases finales son de una delicadeza sublime y perfectamente hilvanadas con las del primer párrafo, para que la parte central siga cobrando vida por las noches y la puedas soñar.

¡Gracias por compartir belleza con nosotros tus lectores y por transmitir así de maravillosamente!

Un plácido abrazo.

Daltvila dijo...

Me alegra verte ilusionado con alguien...

La vida cambia constantemente y eso, aunque a veces no nos guste, es muy bueno porque nos da la oportunidad de empezar no de cero pero si de cinco.

Espera a la primavera, B... dijo...

Gracias Amber por tus palabras. En realidad hace mucho tiempo que escribo por escribir, buscando imágenes, sonidos, de lo que me rodea. Últimamente he ampliado mi radio de percepción...

Un abrazo

Toni

Espera a la primavera, B... dijo...

Hace mucho tiempo que perdí la ilusión, como un jarrón roto y al que han pegado los trozos para recomponerlo pero ya no puede contener nada porque hay demasiadas grietas, falta algún pedazo minúsculo. Yo ya no puedo contener algo que se parezca a la ilusión.

Así que lo mejor sería que no me ilusionara con nada más que escribir de vez en cuando ideas absurdas o pedazos de textos, o la nada en verso...

Hay cosas que no se pueden recomponer ya, eso es todo. Soy un mal bicho, Daltvila. Aunque no lo parezca, lo mejor que puedo hacer a quienes aprecio parece ser que es desaparecer.

Anónimo dijo...

Hola Toni:
Sy Daltvila. Te publico como anónima porque mi ordenador cada vez me da más problemas pero tal acumulación de cosas por arreglar (incluida mi vida) que aún no sé por donde empezar.
Creo que no deberías renunciar a nada, eres muy joven y aunque fueses viejo, pues tampoco.
Alguien que es capaz de escribir así no puede hacerlo de la NADA, tienes mucho amor dentro de tí y muchas cualidades, estoy segura. Pienso que simplemente no tuviste suerte con esa persona, nos pasa a muchos. Te puedo asegurar que existe alguien por ahí capaz de sacar lo mejor de tí. No te cierres en tu caparazón.

Un abrazo

Espera a la primavera, B... dijo...

No, no es eso, Daltvila. Son muchas más otras cosas.

Siento haber hecho el comentario de ayer.

Anónimo dijo...

Yo también lo siento. Perdona si me meto en tu vida.

Espera a la primavera, B... dijo...

No te estás metiendo en mi vida, Daltvila, de veras, agradezco tus comentarios mucho más de lo que crees.

Mucho más, te lo aseguro.

Amber dijo...

Leo los comentarios y sólo puedo añadir esto:

"TRUE LOVE DOESN'T HAVE A HAPPY ENDING, BECAUSE TRUE LOVE DOESN'T END".

Esta certera frase me la he enviado una amiga, está escrita en una bonita foto. La foto es una chica, de espaldas, mirando al mar y lo lejos una ciudad.

Y si te lo digo es porque pienso que ELLA (quien quiera que sea) te QUIERE BIEN y de VERDAD. Eso se nota a través de cómo te expresas. Por tanto, te diría que NUNCA pierdas la ilusión, especialmente, cuando dicen quererte de verdad y sin miramientos ni restricciones.

Saludos,

Ámber
P. D.: Puedes o no publicar este comentario. Como también puede que pienses que me meto en tu vida, pero no, sólo deseo lo mejor para ti, porque creo que lo mereces y con creces.