martes, 30 de junio de 2015

Idiota


Ayer volví a leer algunas entradas de 2010. No me gusta la persona que se refleja en ellos. Me avergüenza profundamente casi todo lo que escribí. No me gusta cómo escribo, pero esas entradas fueron demasiado crudas, fueron escritas desde la rabia, veo a alguien innoble, alguien que no quiero ser nunca más. 

Creo que cambiar el tono en le que se expresa cambia a la gente, y que también, cuando la gente cambia, es capaz de cambiar lo que dice y siente habitualmente. Me gustaría que todo lo que dije no hubiera sido dicho. 

Supongo que tendré que vivir con ese que fui, aprender a no serlo nunca más. En parte, creo que sí he aprendido algo, aunque sea a huir de la gente y viajar con poco equipaje. 

Luego, después de un rato, pensé que hay cosas que se dicen cuando echas sal en una herida abierta, cosas que se gritan. 

No fue justo. Supongo que no sirve de mucho. Ella ya no entra en el blog. Entonces sí, y tuvo que dolerle mucho. 

Estaría bien que pudiéramos reflexionar con la madurez que nos da la perspectiva de los años, justo en el momento en el que suceden las cosas, pero no es así. 

A veces creo que no podré empezar nada nuevo de verdad hasta que haya cerrado esa parte de mi vida en paz. 

Nadie tiene la capacidad de hacer las cosas de la forma en la que quiere en el instante en que suceden, pero pueden pasar años pensando en cómo hubiera tenido que hacerlas. 

Ese, supongo, es mi caso.

10 comentarios:

Jo dijo...

el pasado que fuimos y que está es el que nos conforma
no te arrepientas de sentir, de amar, de incluso la rabia que provoca escribas y aporres el teclado...

a veces me leo y si, también me sucede, pero quien seriamos




yo amaría poder escribir así
quizá que alguien escribiera así por mi causa....
pero eso ya no pasó.

H... (Perla Gris) dijo...

Recién aterrizo...
Me gusta lo que leo porque eso nos ha pasado a todos, cuando uno escribe lo hace movido por el sentimiento que lo llena en ese momento y releerte después de un tiempo te muestra en frío, lo mal que sentías o lo bueno, según el caso... nos muestra mucho más de lo que en ese momento se veía a simple vista, el tiempo nos da la perspectiva de leernos entre líneas y ver lo que se sintió de verdad...
Besines...

Luna Méndez dijo...

Yo creo que eso nos pasa a todos. Pero lo que hay que pensar es que si aprecias las diferencias es porque has crecido-madurado-llámalo X y lo que escribas a partir de ahora será todavía mejor!

José A. García dijo...

Podemos quejarnos de lo que fuimos, o de lo que hicimos, pero eso ya está en el pasado, y si lo único que importa es el presente, ¿por qué perderlo pensando en lo que ya no se puede modificar?

Suerte

J.

Espera a la primavera, B... dijo...

Somos nubes Jo, nunca somos los mismos, a veces tormenta y otras veces casi translúcidos...

Nunca sabes que quién escribiría así por ti, todos somos el amor de la vida de otra persona a quien nunca haremos el caso que merecen. A veces, simplemente porque nos hacen demasiado caso y otras porque nacimos para ser sólo nubes de las que nunca llueven.

Espera a la primavera, B... dijo...

A mí me da que el tiempo es el gran enemigo, Luna.

El gran enemigo es tener mucho tiempo y tener demasiado poco a la vez.

Vivimos una época rara. La mejor de todas.

La peor de todas.

Espera a la primavera, B... dijo...

Perla.

Supongo que es mejor sentir que no hacerlo. Lo que no sé muy bien es si algunas veces merece la pena dejarlo por escrito. No sé. Me paso por tu casa hecha de palabras...

Espera a la primavera, B... dijo...

Perla.

Supongo que es mejor sentir que no hacerlo. Lo que no sé muy bien es si algunas veces merece la pena dejarlo por escrito. No sé. Me paso por tu casa hecha de palabras...

Espera a la primavera, B... dijo...

Hola Jose.

Si pensáramos sólo en el presente o en el futuro... ¿qué sentido tendría escribir?

Espera a la primavera, B... dijo...

Hola Jose.

Si pensáramos sólo en el presente o en el futuro... ¿qué sentido tendría escribir?