jueves, 26 de agosto de 2010

things

Esta noche he tenido un ataque severo de tos. Me ahogaba, no sabía qué hacer, no tenía medicinas, estaba completamente solo. En un momento de lucidez me acordé de que tenía Vicks vapor up y me embadurné las fosas nasales, el cuello y el pecho. Me puse el pijama y bajé al parking y cogí pastillas para la tos y me metí dos.

La tos se me fue calmando, me miré en el espejo del hall de mi casa. Estaba pálido y tenía aspecto de zombi. Subí a casa y me senté al ordenador. No sabría decir por qué pero me puse a llorar.

Lloré básicamente por estar solo, por haberla cagado una y otra vez toda mi vida, por no ser quien digo ser, por no poder tomar mañana mismo las riendas de mi vida. Por esa novela que no acabo de acabar, por todas las horas muertas que yo mismo he ido asesinando, por todo lo que he defraudado a quienes me han querido, por todo lo que no supe retener a mi lado.

En cierta forma si ayer me hubiese muerto no hubiera habido demasiado cambio en ello. Yo hace tiempo que estoy muerto, la vida hace tiempo que se fue a otra parte.

Llevo toda la mañana sin saber dónde estoy ni quién soy. Unos mails cruzados con cierta persona me han entristecido más aún.

Unas horas antes del suceso ocurrieron dos cosas:

una. colgué fotos nuevas en la página donde tengo el piso para venderlo.
dos. hablé con una persona con quien hacía mucho tiempo con quien no hablaba.

No sé, creo que hay cosas que se me escapan, cosas que he ido equivocando, no sé. Hoy estoy muy confuso. He dormido poco, me he tomado un red bull para desayunar para aguantar una mañana de trabajo casi improductivo. No sé.

Y no tengo motivos para quejarme, lo sé. Aparte de ir justo de dinero y lo de estar solo lo demás (bueno, y lo del trabajo) lo demás me va bien (si descontamos los problemas familiares, que no es el lugar ni el momento).

Joder, ¿cómo se llega a una situación así?

17 comentarios:

pecadocapital79 dijo...

No es como se llega es como se sale, ya lo contarás aquí y lo aplaudire.

No te dejes caer del todo.

Muchas gracias por elogio allá en mi blog tu generosidad es aplastante.

Un abrazo.

Asolada dijo...

Sencillamente viviendo. Otras veces seguro que llegarás a otras partes y, claro, también habrá de todo. Los ciclos, tarde o temprano, también se cierran :)

Luna Méndez dijo...

¿Cómo se llega a esto?

Creo que igual que llegamos todos a situaciones así. Aguantando lo que viene porque, desgraciadamente, en nuestra vida no sólo mandamos nosotros, manda también todo aquel que se cruce en nuestro camino.

Y...yo qué sé, a veces la decisión que hoy tomamos y que parece la perfecta, dentro de dos meses nos lleva al desastre. Pero y qué me dices del vice versa?

Que a veces, la decisión de hoy nos lleva al momento perfecto, el lugar idóneo, la persona adecuada. Y en ese instante uno ni se acuerda de las malas épocas.

Así que no sé, supongo que sólo hay que esperar con buen humor a que llegue la situación adecuada, no?

Un abrazón, y ánimo!

Elena dijo...

Me he pasado al vuelo por casa (cosas de ser autónoma, en fin) y he estado un ratito Navegando en Shalott, lo justo para ponerme al dia pero no quería dejar de pasar a verte. No sabes cuanto daría por poder encontrar las palabras, por tener algún remedio mágico que te hiciese sentir solo un poquito mejor, que aliviase la tos de tu cuerpo pero también la que convulsiona tu alma...

Pero en estos casos no se me da bien hablar ni escribir, me puede la desesperación cuando no encuentro el remedio, se que no habría sido un buen médico. Así que prefiero quedarme aquí contigo un ratito en silencio, abrazarte y darte un beso en el pelo, de esos que nos hacen sentir arropados como en las frías noches de invierno.

Helenaconh dijo...

es como "la vida sigue pero no conmigo" y a esto se llega sin querer y sin darse cuenta, y empiezo a pensar que se trata de mirar cerca, en lugar de lejos; de pensar en el pájaro que está al alcance de la mano y no en los que se escapan, y no entender esto como "conformarse con" sino como "voy a dejar de empeñarme con el -no tengo, me falta- y ver lo que se tiene y lo que está. (algo así dice un libro de Watzlawick)

aperador dijo...

helenaconh tiene razón.
A mí me ocurre. Tiendo a llorar por lo que no tengo, mientras que las lágrimas me impiden ver lo que tengo.
Claro que yo también me encuentro sola, y lloro desconsolada porque no tengo a nadie a quien contarle lo que siento, pero...la vida es a veces tan amarga que cuando algo dulce llega lo aprecias más.
Aunque, también es bien cierto, que a veces el sabor amargo se queda perenne en las papilas gustativas y es imposible degustar otros sabores.
Yo también vivo por vivir, esperando que un día la vida merezca la pena.
suerte

40añera dijo...

No se que se dice en momentos asi, yo salo he estado al lado y esperando para abrazar a la persona que lo ha necesitado, porque las palabras no aportan lo que los abrazos.
Asi que te envio uno fuerte y un beso

Genética Inexacta dijo...

Ay niño de letras, la soledad es mala cuando no se desea, pero tambien se sacan cosas buenas de ella, aun cuando no se quiere.
Se me agarra la pena en el pecho si te leo triste, será que viaja ese sentimiento a través de las letras, será que las palabras son mucho más que letras bien ordenadas.
Arriba Toni, si no puedes ponerte de todo en pie "dame un silvidito".
Se te quiere en ese este al sur.
Muaaaaaaaaaaaack

Espera a la primavera, B... dijo...

¿Qué decir? Que gracias, que en serio, soy un hombre luchador pero a veces (y son demasiados meses) cuando creo que por fin voy a levantar cabeza va y ocurre algo. Me pregunto cuándo recogeré los frutos de todo lo que estoy luchando.
No sé, sé que me repito en mi tristeza pero ¿qué le voy a hacer si no tengo motivos para la alegría ni para confiar en las personas que he tenido a mi lado?

Uno puede hacer muchas cosas pero ¿de qué sirven si al final el resultado no varía?

Y sigo luchando y sé que un día me reiré de todo esto, o pensaré que sin esto no hubiera valido la pena llegar a donde llegaré.

No sé.

Gracias, de veras

Anónimo dijo...

A mi también me gustaría secarte esas lágrimas y enviarte un abrazo bien cálido que te reconforte un poquito.

Ese abrazo, Blau

Hoba W. dijo...

A veces creo que tu vida está, de alguna incomprensible manera cósmica, ligada a tu novela..

Retoma el guión de la ilusión, toni, cada día una letra más azul..

Besos de arcoiris




(verificación de palabra: "tionfea", este.........bien)

Espera a la primavera, B... dijo...

Blau, gracias. No sé qué decirte, de veras...

Espera a la primavera, B... dijo...

Hoba, yo también lo creo, es más, voy a apostar por ello.

la chica de las biscotelas dijo...

ánimo con tu novela entonces!

Gata dijo...

Un abrazo fuerte. De "to" se sale Toni, (glüp eso espero) y sino cuando te apetezca lo regamos.
Muack

Li..* dijo...

Yo no lo sé... pero sé que todo son etapas y con fuerza y coraje no hay muro que nos detenga. Lo sé. un beso

Alvarez dijo...

Bandini, creo que eres demasiado sensible. Y créeme cuando te digo que te entiendo.

El otro día una amiga me preguntaba qué pensábamos los hombres de los hombres que lloran. Y yo le contesté que pensábamos que eran débiles y no merecían respeto alguno. Luego estuve pensando en la gran presión que eso supone: No poder derrumbarte nunca aunque estés hecho una ruina.

¿Sabes? Yo también moriría por ella. O hubiese muerto hace unos meses. O quizá alguna vez me gustaría poder pensar que todo ha sido una equivocación. Pero no es así. Y estoy jodido. Muy jodido.
Nunca hubo un lugar en el mundo más inhóspito para mí que el silencio de mi casa.
Por eso intento pasar todas las noches fuera, llenarlas de vértigo, de no pararme a pensar.

Bandini. No creo que haya ninguna mujer que pueda entender que es ser un hombre sensible. Siempre te pedirán que no llores, que las protejas, que las hagas sentir, aunque te digan lo contrario. Una mujer espera de un hombre que se comporte como un hombre.

Permíteme decirte que lo tienes difícil para encontrar a una mujer que te comprenda. Pero también te voy a decir una cosa

Yo, como hombre que siente, de hombre que siente a hombre que siente, te digo que te tengo un respeto infinito.

Algún día se irá la tristeza.

Me gusta como escribes, es como si te conociera de toda la vida.