lunes, 23 de agosto de 2010

tan, pero tan...

Me siento muy cansado. Tan cansado... No sé qué más hacer ni decir. Se me cierran los ojos, se me nublan los dedos.

8 comentarios:

40añera dijo...

Descansa tu mente mañana sera un nuevo día
buenas noches

Anónimo dijo...

Leerte me inspira tanta ternura. :)))))

Besito de buenas noches aunque sea de dia ya.

yo

neko dijo...

Nada como un nuevo amanecer para renacer con energías renovadas

Espera a la primavera, B... dijo...

Gracias por el apoyo 40ñera. El día fue intenso y acabó en ataque de risa. Estuve en Sitges con mis sobrinos, los niños son lo más tierno y lo más grande.

Espera a la primavera, B... dijo...

Gracias, en estos momentos de mi vida, si hay algo de lo que me he dado cuenta es de que lo único que importa es, en los momentos de intimidad (y con eso me refiero a todo, desde estar sentado en el sofá hasta follando salvajemente en el ascensor) es que la base de todo tenga poco o mucho de ternura.

Si algo puede salvar al mundo es eso: la compasión (no la pena) y la ternura.

Espera a la primavera, B... dijo...

Sabías que la energía eléctrica no se puede guardar en grandes cantidades? (bueno, sí en baterías, pero eso no es significativo). A veces, creo que muchas personas pueden llegar a creer que la energía vital se puede almacenar, cuando en realidad cada día nace en blanco y necesitamos producir energía para llenarlo de emociones.

Fiebre dijo...

(SIC)con eso me refiero a todo, desde estar sentado en el sofá hasta follando salvajemente en el ascensor) es que la base de todo tenga poco o mucho de ternura.


Creo que es la primera vez en más de un año que estoy totalmente de acuerdo contigo.
La base de todo es la ternura. Hasta la sensualidad de un buen amante nace de la ternura. Si no sería sexualidad. Y eso acaba (o a veces empieza) aburriendo

Amber dijo...

Es cierto lo de la ternura, sin embargo, a veces me pregunto si no estaremos haciendo excesivo uso de la palabra mientras no predicamos con el ejemplo. Toni, no lo digo por ti, lo digo más bien por otras personas, que una vez que se les ha caído el brillo te das cuenta que la ternura tb era brillo... Eso me entristece un montón.

Saludos de agua y sal,

Amber