martes, 17 de marzo de 2009

En dosis

Si te quiero y no me quieres haz que se detenga el tiempo un segundo antes de que yo lo sepa. No me lo digas, deja que mis huesos lo adivinen por sí solos y acaben por darse cuenta que ya no hay hombre que los sustente. Si te quiero y no me quieres, conviértete en viento.

Si te quiero y tú quieres a otro que no soy yo, que sea tan distinto a mí que yo no pueda esbozar un pudo haber sido. Haz como que pierdes mi número de teléfono, no me llames ni me escribas, hazme creer que la felicidad te lleva de la mano y no te deja tiempo para mirar hacia atrás.

Si no te quiero y tú me quieres, perdóname la torpeza de ser y no ser al mismo tiempo alguien que pasa de largo, que mira hacia atrás y hacia delante creyéndose capaz de cualquier cosa, queriendo sacrificar el presente por ser un escritor mediocre, por no saber mirar a los ojos que de verdad importan.

Si te quiero y tú me quieres...

1 comentario:

* SINE DIE * dijo...

Psssstttttttt!!

Feliz primer día de primavera, Bandini...

;)