lunes, 16 de marzo de 2015

Deseos


He pedido un deseo. Y te he pedido a ti. Me gusta saber que tengo cosas claras y que tú eres una de ellas. Porque no siempre ha sido así y ahora lo sé: no hay nada peor que ir a la deriva, no hay nada peor que ser un cascarón de nuez en medio del océano.

He pedido muchos deseos. Tantos que no creo que pueda acordarme de todos. Me cansaré de repetirlos porque hasta ahora no me había permitido pronunciarlos en voz alta por si tenían un precio demasiado alto o por si podía sólo extender la mano para cogerlos y ya está, así de fácil. No hay nada peor que el miedo a ser lo que eres porque entonces es cuando acabas teniéndote que preguntar que quién eres y buscar una respuesta... una respuesta que está vacía.

Pero eso tú no lo sabes.

No basta con desear; Hay que saber qué se desea y quién es ese que desea. Me pregunto cuánta gente lo tiene claro desde siempre y se evita todo esto y me pregunto también qué sucedió para que me pasara tanto tiempo así, sin referentes, sin saber. No puedo explicarme cómo he sobrevivido hasta ahora. Y digo bien, sobrevivido, porque vivir debe ser otra cosa.

He pedido un deseo. No sé si estaré a tiempo de que se cumpla.

7 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Ojalá se cumpla, Besos.

Heidi dijo...

Que se cumplan todos tus deseos.
Me encanta el tema.
Cuídate.
Se feliz. Ciao.
;-P

Anónimo dijo...

"ir a la deriva" "en medio del océano" "sobrevivir"... Este post es el resultado de la séptima ola!
Marnie J.

Jo dijo...

los deseos siempre son imprescindibles y son casi siempre los mismos esté uno donde esté.

Espera a la primavera, B... dijo...

Gracias Amapola. Te deseo lo mismo

Espera a la primavera, B... dijo...

Espero que a ti también se te cumplan, Heidi

Un beso

Espera a la primavera, B... dijo...

La séptima ola... mmm... suena bien