sábado, 1 de enero de 2022

Quizá teníais razón

Se acaba el tiempo y yo sigo perdiéndolo. No sé si me lo podré perdonar.



No hay comentarios: