jueves, 23 de diciembre de 2010

la inercia

Sigo sin entender qué me pasa, qué es lo que se ha parado dentro de mí y me impide escribir o continuar con algo más o menos coherente. Es como si, de repente, me hubiese hecho mayor, muy mayor, casi anciando, pero no de pensamiento, sino de espíritu... de corazón.

Y no sé muy bien qué hacer para ponerlo de nuevo en marcha.

Creo que tengo demasiado tiempo libre.

Llevo todo el día con tos, esta tarde he tenido fiebre pero me he tomado un ibuprofeno y se me ha ido. Sigo teniendo tos. Hace frío y tengo que ir a ver a unos para que les haga unos certificados a un bar. Supongo que lo tendrán todo en regla y yo sólo les daré el visto bueno.

Luego llamaré por teléfon a alguien a quien hace tiempo debería haber llamado. Seco. Lo que yo decía. Seco.

2 comentarios:

Amber dijo...

Creo que todas/todos pasamos por momentos así en períodos varios de nuestras vidas. No desfallezcas y piensa que siempre habremos más de unos cuantos esperándote leer.

Felices fiestas desde Zapopan, GDL, Jalisco, México, Norte América, Mundo,

Amber

Espera a la primavera, B... dijo...

Qué bonito trozo de mundo desde donde me escribes. No he estado nunca allí, pero a través de tus posts, me siento muy cerca... hasta he navegado con el google maps i el street view...

Pasa unas felices fiestas