jueves, 26 de febrero de 2009

Vídeo: Beyonce - If i was a boy

Recomiendo que busquéis la letra de esta canción.

domingo, 22 de febrero de 2009

Vídeo: Ismael Serrano - Sin tí a mi lado

De vuelta a los bares con el temor y la esperanza de encontrármela de nuevo, demasiado cerca y demasiado acompañada, de vuelta a las sucias barras y a las sucias almas.

Aire


Somos viento, mi niña, nadie jamás podrá atraparnos. Somos bruma, la condensación de millones de átomos de luz atrapada en miríadas de gotas de la saliva de los besos que nunca nos dimos. Somos exiliados de otros labios, huérfanos de otras manos, no tenemos destino, ligeros y perpetuos, siempre haciendo carreras sobre pieles ajenas, jugando a no ser nada ni nadie, sin saber quienes somos y sin que nos importe ese no saber ser otra cosa que remolino que levanta una falda. Y me gusta esta libertad a la que se me ha condenado porque soy igual a tí y tú eres igual a mí. Porque tú y yo somos lo mismo. Somos aire, un océano de cielo.

lunes, 16 de febrero de 2009

Decir adiós


Hay prisiones de las que uno tiene la llave. A veces uno tiene tantas ganas de conservar a quien guarda en ellas que se empeña en hacer sufrir, cerrando los ojos, una eternidad de besos no dados y sueños de papel cebolla.
A veces es mejor abrir la jaula y liberar a quien sabes que no es feliz dentro de ella. Uno, añorará su hogar de tantos años mientras se aleja rumbo a una libertad llena de esperanzas y también de recuerdos, el otro, el que abre la puerta se arrepentirá por las noches y pensará que hizo mal dejando su soledad aún más sola.
Los dos pierden. Los dos ganan.

Diría que el amor es, entre otras cosas, poder abrir esa jaula aún a sabiendas que te vas a arrepentir. Arrepentirte de que por fin, alguien tiene la oportunidad de desplegar sus alas al viento y poder ir a donde quiera, vivir donde quiera, en otro lugar donde no existan las llaves ni las puertas, donde poder reinventar otro amor que no necesite de rejas.

No es para justificarme, lo juro. Quisiera decir en mi favor que sé que soy un ser distante, que me cuesta salir hacia afuera, que sólo ofrezco incertidumbre porque la incertidumbre es lo que siento ante el mundo. No espero que nadie lo comprenda, sólo sé que acompañarme es mucho peor que alejarse de mí.

Al principio creí que era porque no quería querer. Ahora estoy convencido de que lo que pasa es que no sé. No me refiero a las formas, me refiero a no saber sujetar ese sentimiento que nace de lo más profundo de uno. No sé, me siento como cuando voy a una tertulia literaria donde todos han leído mucho más que yo y siento que no sé de qué están hablando y pienso que qué hago yo allí. Sé que esto es una justificación en toda regla, yo creía que no. Hay gente que es disléxica para la alegría o el amor, algunos estamos tan desconectados que ya hemos perdido cualquier contacto con nosotros mismos. Sí, gente enferma, gente que viaja dando tumbos por el espacio, lejos de todo, sin rumbo, sin nada ni nadie a lo que aferrarse.

Espero y deseo que exista una cura para estas heridas. Para la del roce de tus alas al salir y para la de mi mano al abrir la puerta.

domingo, 15 de febrero de 2009

fotografía



Ayer me encontré esta foto en un reportaje fotográfico de la Vanguardia "Niña jugando en el patio de la mezquita de Alepo". Y me trajo a la mente otras plazas y otros ángeles diminutos. Y jugar. Echo de menos jugar.

Vídeo: Smashing Pumpkins - Perfect

lunes, 9 de febrero de 2009

Vídeo: Smashing Pumpkins - Try

Siempre miramos hacia otro lado. Y no "hay" que intentarlo. Tienes que "querer" intentarlo.

Vídeo: Radiohead - All I need

domingo, 8 de febrero de 2009

Vídeo: Alan Silvestri Forrest Gump Suite

El vídeo es lo de menos. Que tengas una bonita mañana de lunes.

Vídeo: Smashing Pumpkins - 1979

Intuiciones de domingo por la mañana antes de coger el coche para ir hacia ninguna parte.


Supongo que al final se acaba haciendo lo que se debía de haber hecho mucho tiempo atrás. Y que todo el tiempo transcurrido es, en realidad, un gran parèntesis en una vida en la que no has sido aquél que estabas destinado a ser. Supongo que hay días en los que tienes la certeza de que tienes que morir para nacer de nuevo y que, tarde o temprano, acabarás haciéndolo y que siempre es mucho mejor temprano.
Supongo que las ganas de empezar de cero son como el 0ºC en el termómetro: puedes estar a cuatro grados y sentir ese frío absoluto que está al otro lado de la línea que marca el cero, puedes intuirlo pero sin cruzar esa tímida frontera.

Supongo que hoy es uno de esos días de intuición. Los domingos por la mañana tienen algo de despertar interior que espera uno que se le pase cuando llegue el lunes. Porque es mucho el desasosiego y mucha la responsabilidad de cambiar aquello que sientes que no forma parte de ti pero que también, por alguna extraña razón, crees que te es imprescindible.

sábado, 7 de febrero de 2009

Vídeo: Jarabe de palo - Romeo y Julieta

Busca a alguien que tenga la mirada como quieres que tus hijos, un día, miren al mundo.

jueves, 5 de febrero de 2009

Vídeo: Presuntos implicados & Cómplices - Los tejados (María)

A estas alturas de novela sé que es difícil entender que él siga detrás de ella, que seguiría muriendo por ella en lugar de por María pero... ¿quién de vosotros, los que seguís la historia no está enamorado de María? María, sobrevolando el mundo, jugando con las nubes, sumergiéndose como una sirena en mares de agua dulce, anhelando la libertad... ¿a quién no le gustaría ser Peter Pan o Petera Pana? ¿A quién le puede dejar indiferente cruzarse con alguien limpio y cristalino?
Te propongo que esta noche abras la ventana (sí, con el frío que hace). A las doce en punto pasaré a buscarte, palabra, e iremos a pasear los tejados, a sentarnos con los pies colgando de alguno de ellos. Yo llevaré las pipas, tú trae algo de beber.

miércoles, 4 de febrero de 2009

Los acantilados


Camino de los acantilados, en lugar de en María o en el juez Oxx, no podía parar de pensar en ella. Sabía que era muy capaz de quedarse allí por propia voluntad y sabía también que si lo hacía era porque había aceptado que ella era una irresponsable y que nunca le haría ningún bien a Cris. Sin embargo, el bicho me susurraba al oído que al irme había actuado como un cobarde. "Siempre se puede hacer algo más. Ella estaba esperando que la cogieras, le miraras a los ojos y la sacases de allí. Eres un alcornoque, un estúpido que nunca piensa a su debido momento. Los puños sí que se te dan bien, golpear deprisa mucho antes de que aflore en tu mente un sólo pensamiento". El bicho, esta vez, tenía razón. No había hecho todo lo posible para convencerla. Acepté sin rechistar su decisión, dí la vuelta y me fui con la certeza de que estaba rechazándome de nuevo. Quizá no fuera así. Quizá lo que me estaba pidiendo era una razón para cambiar su decisión. Tal vez me estaba pidiendo que la bombardeara con una serie de argumentos irrebatibles para así estar segura que yo iba a estar a su lado y eso le diera la confianza necesaria para ir a buscara a Cris e intentarlo de nuevo en otro lugar lejos de los del pasado, que yo era el antídoto para la vergüenza que sentiría frente a su hijo cuando lo volviera a ver, que estando yo, podría mirarle a la cara y decirle que nunca más dejaría que le pasara nada malo. Pero yo me dí la vuelta, le dí la espalda. Y a ella, ahora, sólo le quedaba aquella vida junto al hombre de la silla de ruedas. "Siempre hay una vida mejor" dije en voz alta. "Siempre hay una vida rodeado de aquellos a quienes quieres y te quieren. Siempre hay un lugar en el que encontrarás la calma y te sentirás a salvo". Crucé los túneles de la autopista a mucha más velocidad de la que estaba permitida. Algunos automovilistas me hiciero luces o se apartaron al verme llegar desde sus retrovisores. Salí de la autopista y cogí la carretera que llevaba a los acantilados. Cuando llegué Sansón ya había aparcado el coche y se inclinaba por el borde del acantilado mirando hacia abajo. Oyó el motor de mi coche y el áspero sonido de las ruedas sobre la arena. Giró su cabeza y me miró. En cuanto bajé del coche apareció el de Garr a toda velocidad, frenando en seco, levantando una nube de polvo. Se bajó a toda prisa y miró a Sansón. Éste le hizo un gesto de negación con la cabeza. Garr no hizo un sólo gesto de preocupación. Ya más despacio se acercó a Sansón y también miró hacia abajo. Yo avancé hasta el borde a una distancia prudencial de aquellos dos y sin perder de vista al chófer. También miré hacia abajo. El cuerpo de María, en un gesto roto, yacía sobre las piedras de una pequeña cala que, probablemente, cubriría el mar cuando subiera la marea.

domingo, 1 de febrero de 2009

Llueve


Hoy ha sido un día extraño, vacío, lento, frío, feo, húmedo. Ha sido como si se me hubieran caído la careta que llevo frente al mundo. Hoy me he mirado al espejo y he comprendido que no soy tan diferente, que tengo el alma reseca como el fruto de una nuez añeja y que basta sólo romper el frágil cascarón para ver que casi todo es vacío. Hoy ha sido un mal día. Un día de perros. No creo ni que mi alma se haya levantado de la cama, se ha quedado ahí, entre las sábanas, avergonzada de que yo sea ella y viceversa, cansada de este tono vital tan triste y hecho de niebla, vencida y olvidada como una ciudad próspera en el pasado y ahora abandonada. Hoy me pesa ser quien soy y empiezo a pensar si valdrá la pena reconstruir lo que soy o empezar de nuevo en otro lugar y en otro tiempo.

Llueve.

vídeo: Ismael Serrano - Qué estarás haciendo ahora