jueves, 25 de junio de 2009

Esta noche


No puedo dormir. No puedo dormir y he tenido un mal día. Eso significa que este mal día no se acaba nunca y me falta el aire y me cuesta ponerme a leer para así dormirme más rápido. Hace calor y tengo las ventanas cerradas. Mi vecina del primero tercera debe de haber capturado un demonio y lo debe haber frito, sólo así se explica el olor que entraba por la ventana. No me extraña que su marido esté cada día más flaco. A veces me lo encuentro en el descansillo y me mira como si me fuese a decir algo. Pero no me dice nada. Igual también le cuesta dormir, no sé.

Hoy he tenido un día poco inspirado. He divagado por distintos blogs, me he detenido en uno en concreto y me he puesto a leer entradas antiguas. Me pregunto qué pensaría de mí si alguien leyera mis entradas pasadas y si creería que yo le pertenezco un poquito, si sonreirá o querrá conocerme como yo he hecho esta mañana con la autora (o autor, nunca se sabe) de ese blog. A veces que alguien te explique cosas hace que inmediatamente quieras saber más, y supongo que es normal, que tenemos ese rastreador de almas siempre encendido, dispuesto a escanear en la mirada del otro por si tiene eso que a nosotros nos falta, o simplemente, guarda el mapa del lugar donde se encuentra.

De verdad que hoy no estoy inspirado. Y no sé si tiene que ver con que hoy es Sant Joan y en lugar de ir a la playa me he quedado en casa leyendo y haciendo cosas sin recompensa. Hoy he caído en la cuenta que ya hace tiempo que no pensaba en Esther y que hoy esperaba hacerlo de una forma especial. He querido llamar a S. pero creo que lleva días agobiada, supongo que quiere desconectar y he pensado que no quería molestar. Luego ha llamado Ch. y nos hemos reído un rato, he visto el final del partido, he bajado la basura y me he puesto a dar vueltas por aquí.
M.I. me ha enviado un mensaje que no puede quedar mañana. Ya hace más de un año que no nos vemos. Luego he escrito un mail que me ha sabido raro, porque le faltaba chispa. Y ahora no puedo dormir.

No puedo dormir y releo cosas y no sé muy bien qué hacer si corregir algo de la novela o repasar los apuntes de A.T. o hacer el planning que mañana tendré que hacer (si no me duermo).

Mañana y el viernes estaré casi todo el día fuera, y el fin de semana tengo curso de A.T. Espero que esta actividad me dé otro aire.

Nos vemos

8 comentarios:

Daeddalus dijo...

Supongo que los lectores de blogs ajenos robamos un poquito del alma de sus autores, aunque muchas veces ni siquiera esté en venta.

Genética Inexacta dijo...

Yo lo hice contigo, caminé descalza sobre algunas de tus entradas antiguas (para no hacer mucho ruido)y no sé por qué, cada vez me resultas más conocido, extrañamente conocido.

La curiosidad...querer saber quién hay detras de las palabras, es inevitable.

Besos del este.

Silencios dijo...

Es inevitable leer los primeros frutos, ver como progresan los sentimientos, las penas o alegrías de cada uno.
Caminar de puntillas siempre reconforta las almas que pasan las noches en vela .

Primavera un beso

salvadorpliego dijo...

La inspiración llega, tarde o temprano y esa calma volverá con muchos deseos y ánimos.

Un fuerte abrazo.

Mdme.Macarroni dijo...

Te entiendo:)

Fiebre dijo...

Hay días determinados que te encuentras en "casa ajena" y te pica el gusanillo de...¿qué hacía El/Ella el año pasado en estas fechas?
¿Cómo ha evolucionado?

Es un ejercicio precioso.
Buena tarea niño.

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Cuando no se sabe qué hacer lo mejor es no hacer nada, o dejarse llevar...

¡Que vuelvas renovado!

Un abrazo

Tiklia dijo...

Yo llwvo haciéndolo dos días...entrar de puntillas en tu saca,en la del pasado para poder comprender tu presente.
Y sí,a mi sí que me gustaría conocerte!
un besillo